SESIÓN LUNES 23 MARZO. ACCESO GRADO SUPERIOR. Interesante para Competencias III (nunca está de más adelantarse)

LA SUBJETIVIDAD EN EL TEXTO

Hoy vamos a aprender a explicar por qué un texto tiene carácter subjetivo. A su vez, todo lo contrario de lo que comentemos servirá para explicar los rasgos propios de la objetividad, siendo posible, claro está, que un texto pueda presentar un carácter mixto, como es el caso de muchas de las columnas de Alex Grijelmo que solemos analizar.

Si percibes al autor del texto a través de sus palabras: sus ideas, pensamientos, emociones, sentimientos… , si está ahí y se deja ver, quiere decir que tienes ante tus manos -o ante tus ojos y tus oídos- un texto subjetivo. Si no está ahí, entonces, será objetivo.

Leamos un texto subjetivo. Voy a marcar en negrita cada momento en el que detecto un uso subjetivo de la lengua. Luego lo comentaremos.

Chispas
Una palabra llana, de dos sílabas, a la que le otorgamos el poder de remediar el amor que se pocha como una cebolla en la sartén: chispa.
Deben rozarse dos cuerpos para que se produzca, o ser una partícula ya encendida que salte a una materia que arde, para producir una llama, una fogata o un incendio. Esta sería la definición del término en sí.
La llama del amor se apaga, como todas las llamas, por falta de oxígeno para seguir ardiendo. Pues bien, olvídate de la chispa, que se produce en un instante, y oxígeno que envuelve y que permitirá una combustión ilimitada.
Pretender encender o apagar el amor en pareja es una ingenuidad. Encontrar un amor completo, sincero, respetuoso, pasional y correspondido, es -en sí mismo- una rareza. Por diversas cuestiones, nos conformamos con amores parciales, tullidos, que cubren casi nuestras necesidades. Y he dicho casi, a veces ni eso.
Si eres de los afortunados que ha encontrado la forma de disfrutar de las aristas cortantes del amor y compartirlas con la persona que deseas volviéndolas ramas, sólo me cabe envidiarte y desearte que disfrutes de cada instante de esa suerte, sin preocuparte de cuánto durará, pues esa preocupación te hará estar acongojado y la posibilidad de la pérdida te llevará, sin remedio, a la misma.
No te ofusques en buscar una chispa porque no hace falta. Será la fricción misma de vuestros cuerpos la que te lleve a la explosión de forma irremediable.
Hay que entender el amor en pareja como a la vida misma, con fluctuaciones, y aprender de éstas, e incluso disfrutarlas. No todo es pasión, o sí, dependerá de dos. Pero también hay camaradería, silencios, tristeza,…Ama a la persona en su conjunto, no siempre será jovial, pasional, dinámica. Disfruta de las pausas, te ayudarán a conocerla de verdad, pueden ser interesantes y tranquilizadoras.
Cuando uno se enamora corre el peligro de idealizar al ser amado, sintiendo una admiración casi ficticia que no te deja ver al ser humano que hay, que sufrirá cambios normales del crecimiento y que debemos compartir juntos para saber si nos sigue entusiasmando, si seguimos viajando a la par, o no.
La persona que más amé en mi vida -hablando de amor romántico- estaba llena de defectos que me parecían maravillosamente divertidos, porque lo diferenciaban de los demás y me gustaban igualmente o incluso más que sus virtudes. Le amé tanto que le dejé marchar, pues comprendí que no sería feliz a mi lado, o al menos, no tanto como yo lo era al suyo.
No enciendas chispas, disfruta de cada pequeña cosa que os suceda en cada día. El amor no se fuerza, se da, se recibe, se disfruta, con entusiasmo y sin sacrificio. Sólo se ama. Es una elección.
No leas el “Cosmopolitan” , si deseas una terapia de pareja debes besarle todos los días, al menos una vez. Pero no de esos besos de: ¡Hola, ¿qué tal? o de ¡Hasta luego! Besos con alma, con ganas, con calor. Uno de esos besos que encierran la pasión, la complicidad, la admiración, el cariño, el respeto,…
Uno de esos besos que todos nos merecemos.

¡Gracias, Tiscar! Nivel III Competencias Clave. Curso 2018-2019

He extraído algunos ejemplos del texto pero son tantos que dejo algunos a tu imaginación.

1. Función poética o estética: uso de recursos literarios (remediar el amor que se pocha como una cebolla en la sartén: metáforas y comparación; La llama del amor se apaga, te lleve a la explosión: metáfora; arder/apagar, envidiarte/desearte: antítesis; completo, sincero, respetuoso, pasional y correspondido: enumeración; amores tullidos, besos con alma: personificación. En realidad, variedad de funciones del lenguaje).

Especialmente al final del texto (cuando nos habla de su experiencia personal), se ve la función expresiva o emotiva pues nos muestra sus sentimientos al vivir una pérdida emocional.

2. Afirmaciones categóricas: Pretender encender o apagar el amor en pareja es una ingenuidad; El amor no se fuerza, se da, se recibe.

3. Uso de la 1ª persona del singular, donde vemos directamente a la autora (he dicho casi, me cabe ). Así como uso de la 2ª persona del singular donde vemos al receptor (olvídate, , eres, deseas, disfrutes, no te ofusques, te lleve); incluso la 1ª del plural donde se incluyen ambos (nos conformamos, nuestras necesidades, nos sigue). Es decir, tanto emisor como receptor se hacen presentes en el texto a través de los verbos, pronombres y determinantes.

4. Variedad en la modalidad oracional: hay oraciones enunciativas (La llama del amor se apaga) de base a lo largo de todo el texto pero también otras modalidades como la exhortativa (Hay que entender el amor en pareja como a la vida misma, Ama a la persona en su conjunto, Disfruta de las pausas, debemos compartir).

5. En las oraciones exhortativas se percibe claramente la función conativa o apelativa pues este texto espera una respuesta activa del lector: que reflexione y «se lo curre» para conservar el amor, si es que lo tiene. De ahí que predomine el modo verbal imperativo y las perífrasis verbales que expresan obligación, tal y como hemos visto en los ejemplos del punto 4.

6. Uso de léxico con fuerte carga connotativa, tanto positiva como negativa, pues el texto habla de sentimientos y pretende despertarlos, a la vez que instruirlos, persuadirlos: afortunados, disfrutar, compartir, amor/pérdida, acongojados, preocupación, maravillosamente, etc.

Recuerda que estos rasgos lingüísticos también te permiten hacer una breve caracterización del texto argumentativo: son algunas de sus características más significativas.

Estoy segura de que se me olvida algún detalle pero con esta explicación sería más que suficiente.

Recuerda que cada texto te da juego para que lo trabajes:

1. Tema y resumen.

2. Clasificación del texto y relación con las funciones del lenguaje

Correción comentario de texto: "El genio de la lengua". Acceso Grado Superior y Competencias III.

Buenos días. Primera semana de encierro casi finiquitada. ¡Bravo!

Aquí os dejo la corrección del texto «El genio de la lengua» https://lclana.wordpress.com/2020/03/15/alguna-tarea-para-gs-y-competencias-nivel-iii/: tema, resumen, funciones y clasificación.

No la añado directamente a la entrada sino en archivo adjunto para que le echéis un vistazo cuando os interese.

EL GENIO DE LA LENGUA

ALEX GRIJELMO

1- Determinar el tema del texto:

Propuesta: El texto nos habla del lenguaje: sería demasiado general. No sería del todo incorrecto en la prueba pero es necesario concretar un poco más.

En este caso: el origen de la lengua. Porque realmente gira en torno a esa cuestión, no su uso, tampoco su gramática (aunque haya ideas al respecto).

Mejor: El origen de la lengua.

2- Resumen del texto:

Es difícil resumir este texto en 5 líneas ya que era bastante extenso (no suele ser tan largo en el examen, que será un texto de unas 15-20 líneas, la mitad de éste, más o menos). Sobre todo, intentad que haya cohesión (relación) entre una idea y otra porque, cuando hacemos un resumen, al quedarnos con lo principal y hacer esa especie de “corta y pega” el problema es que a veces las ideas quedan inconexas.

El texto habla sobre el origen desconocido de la lengua como forma de comunicación: nada se puede saber si nada se pudo conservar dado que en sus inicios la lengua era tan sólo un medio de comunicación oral. Alex Grijelmo plantea la posible conexión entre los primeros vocablos y los sonidos de los que -quizás- derivaron, hasta la composición arquitectónica tan compleja en la que se ha convertido. Dicha complejidad, sumada a las reglas evolutivas que se observan a lo largo de la historia, le lleva a pensar que es obra de “un genio”, “el genio del idioma”.

Seguir leyendo «Correción comentario de texto: "El genio de la lengua". Acceso Grado Superior y Competencias III.»

Tareas 2 ESPA: corrección ejercicios unidad 3 (las funciones del lenguaje). Útil para Competencias III y Grado Superior.

FUNCIÓN INTENCIÓNELEMENTOEJEMPLOS
REFERENCIAL O REPRESENTATIVAInformar de un contenido concreto.MensajeMe llamo Ana
EXPRESIVA O EMOTIVATransmitir emociones y sentimientos.Emisor¡Qué asco me da!
CONATIVA O APELATIVAEspera una respuesta verbal o activa del receptor.Receptor¡Ven aquí!
FÁTICA O DE CONTACTOInicio, cierre o confirmación de que la comunicación funciona.Canal.¿Estás ahí?
ESTÉTICA O POÉTICAUtiliza todos los recursos que la lengua ofrece para crear un mensaje “bello”.CódigoVivo sin vivir en mí.
METALINGÜÍSTICAExplica el código lingüístico, utilizando el propio códigoCódigo“Casa es un sustantivo”
Un pequeño repasito antes de nada

ACTIVIDAD 1:

Señala las diferentes funciones del lenguaje que se dan en estos enunciados:

1.       ¿Qué edad tienes? CONATIVA/APELATIVA

2. El oxígeno es un gas. REFERENCIAL/REPRESENTATIVA

3. ¡Qué feliz soy! EXPRESIVA/EMOTIVA

4. Paco… ¿me oyes? FÁTICA / DE CONTACTO – CONATIVA/APELATIVA

5. Son de abril las aguas mil. REFERENCIAL/REPRESENTATIVA – POÉTICA/ESTÉTICA

6. Hay que diferenciar el adjetivo “vasto” de su homónimo “basto”. CONATIVA/APELATIVA – METALINGCA

7.       Las palabras que acaban en –aje se escriben siempre con j. REFERENCIAL/REPRESENTATIVA-METALGCA

8.     Sí, sí, claro, entiendo, vale, vale. REF/REP

9.    La gasolina es un producto derivado del petróleo.  REFERENCIAL/REPRESENTATIVA

10.    No me toques los “cojones”. CONATIVA/APELATIVA-EXPRESIVA/EMOTIVA.

11.    Tan alta dicha espero que muero porque no muero. EXPRESIVA/EMOTIVA – POÉTICA/ESTÉTICA

12.     ¡Hasta nunca! EXPRESIVA/EMOTIVA – FÁTICA O DE CONTACTO

13.    ¿Podrías cerrar la puerta? CONATIVA/APELATIVA

14.     Si pudiera, cambiaría mis decisiones. EXPRESIVA/EMOTIVA

15.    Nunca separéis el sujeto del predicado con una coma. CONATIVA/APELATIVA – METALINGCA

16.    Lo que han decidido me parece una soberana estupidez. EXPRESIVA/EMOTIVA

17.    No te quiero sino porque te quiero. Y de quererte a no quererte llego. EXPRESIVA/EMOTIVA- POÉTICA/ESTÉTICA

18.    Las palabras se las lleva el viento. REFERENCIAL/REPRESENTATIVA

19.    ¡Que sí…! REF/REP – EMOTIVA/EXP (si su entonación expresa hastío o cansancio).

20.     Mañana nos tomaremos algo por ahí. REFERENCIAL/REPRESENTATIVA

21. Más vale pájaro en mano que ciento volando. REFERENCIAL/REPRESENTATIVA – POÉTICA/ESTÉTICA

22. ¿Aló? ¿Estás ahí? FÁTICA/DE CONTACTO

23. En la puerta colgaba un cartel que decía “no pasar” REFERENCIAL/REPRESENTATIVA

  1. ¡Ay! ¡Qué dolor de cabeza! EXPRESIVA/EMOTIVA
  2. Pedro, haga el favor de traer más café CONATIVA/APELATIVA
MODALIDAD DEL ENUNCIADOCARACTERÍSTICAS
ENUNCIATIVAS
Tengo frío.
Presentan un hecho o pensamiento como si fuera real.
Modo: indicativo.
Afirmativa o negativa.
INTERROGATIVAS
¿Tienes frío? 
Me pregunto si tienes frío
Formulan una pregunta.
Directa (¿…?) 
Indirecta (Me pregunto si…)
Total (sí/no)  
Parcial: ¿qué? ¿Cuándo? ¿Cómo?…
EXCLAMATIVAS¡
Tengo frío!
Suelen expresar sentimientos y emociones con pronunciación  en forma de exclamación (¡…!).
DUBITATIVAS
Quizás el bebé tenga frío.
Expresan duda.
Modo: subjuntivo 
Adverbios de duda.
OPTATIVAS (DESIDERATIVAS)
¡Ojalá hiciera frío!
Expresan deseos. 
A veces también exclamativas.
Modo: subjuntivo.
EXHORTATIVAS
Ponte el abrigo Tienes que ponértelo.
Expresan consejo, ruego, petición, mandato…
Modo: imperativo 
Perífrasis verbales.
DE POSIBILIDAD
Estaremos a unos 0 grados.
Expresan suposición o probabilidad.
Verbo: futuro o condicional.

ACTIVIDAD I: señala, además de la función del lenguaje, la modalidad oracional que presenta.

  1. Más vale pájaro en mano que ciento volando. REF/POET – modalidad enunciativa afirmativa.
  2. ¿Estás ahí? FAT/CONT – modalidad interrogativa directa total.
  3. ¡Ay! ¡Qué dolor de cabeza! EXP/EMOT – modalidad exclamativa.
  4. Debe de tener 30 años. REF/REP – modalidad dubitativa
  5. Pedro, haga el favor de traer más café. CON/AP – modalidad exhortativa
  6. ¿Trajiste la carta? CON/AP – mod interrogativa
  7. Me gustaría viajar por todo el mundo. EXP/EMOT – modalidad desiderativa.
  8. Me pregunto cuánto tardará en volver. CON/APEL – mod interrogativa indirecta parcial.
  9. El hombre es un animal racional REF/REP -mod enunciativa afirmativa
  10. Las clases se suspenden hasta la tercera hora. REF/REP – mod enunciativa afirmativa.
  11.  “Preséntate mañana con tu curriculum” CON/AP – mod exhortativa
  12. “¿Entendieron lo que dije?” CON/APEL – mod interrogativa directa total.
  13.  “Ojalá que no regrese nunca más” EXP/EMOT – mod desiderativa
  14.  “La tarde está llorando y es por ti” REF/REP, POET/EST- mod enunciativa afirmativa.

ACTIVIDAD II: crea varios enunciados en los que juegues con las distintas funciones del lenguaje y las diferentes modalidades oracionales, por ejemplo:

  1. Función referencial / modalidad enunciativa: El mundo atraviesa una grave crisis
  1. Función referencial / modalidad dubitativa: Quizás salgamos pronto de este encierro.
  1. Función expresiva o emotiva / modalidad enunciativa: Este encierro no me está sentando nada bien.
  1. Función expresiva / modalidad desiderativa: ¡Ojalá acabe esto ya!
  1. Función conativa / modalidad interrogativa: ¿Quieres salir a dar un paseo?
  1. Función conativa / modalidad exhortativa: Sal a dar un paseo
  1. Función fática /modalidad exclamativa: ¡Hola!
  1. Función metalingüística / modalidad enunciativa: La palabra «resiliencia» significa «resistencia ante las adversidades, capacidad de seguir adelante ante las mismas».
  1. Función poética / modalidad enunciativa: Ella no era una chica de película pero tenía defectos especiales.
  1. Función poética / modalidad exclamativa: ¡Eres el sol que ilumina mis días!

ACTIVIDAD III (texto): VACACIONES

Si no habéis hecho esta actividad, ¡hacedla antes de revisar la corrección!

El otro día, una profesora de 2° de Primaria, les pidió a sus alumnos que escribieran lo que les sugería la palabra “mamá”. Unos escribieron: amor, familia, día de la madre…, pero la mayoría escribía: lavar, planchar, cocinar, trabajar… ¿En serio? ¿Eso es lo que ven?

En este primer párrafo predomina la función referencial al inicio. Cuando nos topamos con las preguntas dirigidas al lector (modalidad interrogativa), entonces la función es la conativa.

La verdad es que ser madre es una de las experiencias más gratificantes, aunque, a su vez, la menos agradecida. Pocas veces los hijos agradecen a sus madres todo el esfuerzo realizado antes, durante y después del parto. Pero, cuando escuchas ese “mamá”, se olvida todo lo malo y disfrutas -llena de orgullo- de esas cuatro letras con tanto significado.

– Aquí predomina, sin duda la función expresiva o emotiva.

Pero, ¿qué pasa cuando escuchas “mamá” a todas horas? – ¡Mamá! ayúdame, ¡mamá! mi ropa, ¡mamá! mi comida, ¡mamá!, ¡mamá!, ¡mamá! … – Estoy segura de que si tuviéramos en casa al mismísimo Dios del trueno y mis hijos se vieran en peligro, seguirían llamando a “mamá”.

– Conativa al inicio con la modalidad interrogativa y las exclamativas/exhortativas. Después de percibe claramente la poética o estética cuando exagera mencionando al Dios del Trueno (hipérbole).

Es agotador. Deseas esconderte donde no te encuentren, como un caco huyendo de la policía. Y aún hay quien puede pensar que no debería decir eso, y tienes que escuchar de las madres 10 que se ofenden: “En esto consiste ser madre, ¿qué esperabas?” o “ahora no puedes hacer nada, te tienes que dedicar las 24 horas a ellos.”

– De nuevo comienza el párrafo con la función expresiva, sigue con la referencial y finaliza con la conativa cuando reproduce los mensajes que otras madres le podrían mandar.

¿Perdona? Y yo, ¿para cuándo? No quiero esperar a que se vayan de casa, necesito tiempo para mí. Necesito vacaciones. No digo vacaciones en una playa paradisíaca, ni en un lugar desierto, aunque es tentador. Digo vacaciones de mis hijos y de mi familia. Necesito que otra persona se encargue de ellos y sus historias durante un día entero.

– Comienzo con la conativa, que la podemos ver claramente en el uso de la modalidad interrogativa. A continuación, cuando muestra sus deseos (modalidad desiderativa) vemos, sin duda, la función expresiva o emotiva.

Necesito tener mi espacio, el cual ocupan ellos incluso cuando estoy en el baño. Necesito que otros les ayuden con sus deberes, necesito silencio a mi alrededor. ¿Es mucho pedir?

– De nuevo EXP/EMOTIVA (modalidad desiderativa), seguida de la conativa (mod interrogativa).

Pues tengo algo que decir: no me siento culpable por pensar así. Eso quiere decir que soy humana, que me canso, que aunque parezca fuerte, también me puedo romper. Y que no me confirmo con limpiar, cocinar o criar.

– Función predominante: expresiva o emotiva.

Me encanta mi vida como madre, pero necesito un tiempo para mí, para bailar, saltar o no hacer nada, pero hacerlo para mí y no para otros. Y seguro que me llamarán egoísta, pero yo no lo veo así, creo que hablo de generosidad, porque si yo me rompo, ¿cómo les ayudaré después?

– Una vez más, la expresiva predomina al inicio y cierra el párrafo con la conativa o apelativa.

Ellos necesitan a su madre, pero una madre feliz, para que tengan una buena infancia y que cuando crezcan sigan teniendo a su “mamá”.

– Referencial o representativa.

Rebeca Mesonero. Exalumna Nivel III Competencias Clave.

¿Qué funciones y qué modalidad percibes en este mensaje?

Alguna tarea para GS y Competencias Nivel III.

Voy a compartir una columna de Alex Grijelmo que nos habla del origen de la lengua. Ya la hemos trabajado en primero y creo que es un ejemplo perfecto para trabajar un texto que sería de tipo expositivo/argumentativo, es decir, comparte características de uno y otro tipo de textos.

En Competencias estamos viendo ahora la clasificación del texto (unidad 2). ¿Qué podríais hacer como tarea?

1. Determinar el tema del texto.

2. Resumir el texto en 5-8 líneas.

3. Explicar las funciones del lenguaje en el texto.

4. Clasificar el texto: según el canal (escrito), según la modalidad discursiva, el ámbito de uso, señala su carácter (objetivo o subjetivo) y el registro que se utiliza (formal o informal).

Para los alumnos de Grado Superior debo añadir tareas extra:

5. Explicar los mecanismos de cohesión que se dan el el texto.

6. Realizar una breve caracterización lingüística del texto, es decir, explicar sus rasgos lingüísticos más relevantes con ejemplos (propios del tipo de texto y de su carácter objetivo/subjetivo.

7. Piensa, de los rasgos señalados en la pregunta anterior, cuáles te servirían para justificar la objetividad o subjetividad del texto.

8. Explica la estructura del texto, es decir, señala cómo se organizan las ideas.

9. ¿Qué tipo de oración compuesta tienes aquí? Recuerda que ver tantas oraciones compuestas en el texto es señal de una sintaxis compleja, un pensamiento desarrollado (propio de las argumentaciones).

Quién sabe si los científicos analizarán algún día las vibraciones del aire en la cueva de Altamira.

Es cierto que ahora podemos imaginar

Podemos imaginar cómo vivían los primeros pobladores de Europa, cómo se alimentaban, qué enfermedades sufrían, cuántos años vivió cada uno.

Nada sabemos de aquellos vocablos que les servían para ello.

Tal vez entronque con el lenguaje de las cavernas la fuerza de esas erres que nos desahogan los enfados.

Han cambiado en este tiempo las palabras pero en todos esos aspectos encontramos rasgos comunes.

Nuestra lengua esconde un genio interno que podemos reconstruir.

Miles de palabras que el pueblo fue haciendo suyas y sobre las que decidió soberanamente (esta para expertos).

10. Coge el tema de actualidad que más te haga pensar ahora y plasma tu opinión en el papel. Ya sabes, unas 20-25 líneas.

Todas las tareas se han de realizar en formato Word (o similar) y deben ser enviadas a mi mail para ser corregidas: anaaranda@iesandorra.es.

TEXTO: Alex Grijelmo, La punta de la lengua. Columna periodística.

TEXTO EXPOSITIVO-ARGUMENTATIVO

El genio de la lengua

Entre los restos arqueológicos de Atapuerca no se ha encontrado ninguna palabra. Quién sabe si los científicos analizarán algún día las vibraciones del aire en la cueva de Altamira para descubrir así el primer vocablo, como hallaron, en 1992, el momento en que estalló el Universo unos 15.000 millones de años antes.

Es cierto que ahora podemos imaginar, con los indicios de los esqueletos y utensilios que se han desenterrado en la Gran Dolina o en la Sima de los Huesos, cómo vivían los primeros pobladores de Europa, cómo se alimentaban, qué enfermedades sufrían, cuántos años vivió cada uno. Y sin embargo nada sabemos de aquellos vocablos, quizá gruñidos, que les servían para comunicarse. Se perdieron con la fuerza del viento del norte de la sierra burgalesa o con la brisa del Cantábrico. ¿Por qué? Porque aquellos seres no sabían cómo escribirlos.

Pero es muy probable que algo, quizás mucho, de lo que ellos pronunciaban siga estando en nuestro idioma de hoy. Tal vez entronque con el lenguaje de las cavernas la fuerza de esas erres que nos desahogan los enfados («cabreo», «bronca», «cabrón»…) y que tanto gustan a los locutores deportivos por el vigor que transmiten: «recorte», «regate», «remate», «arrebata», «raso», «rompe», «roba»… O la sonoridad que notamos en las viejas y recias voces prerrománicas y que pronunciaremos aún durante muchos siglos más «barro», «cerro», «barraca», «rebeco», «berrueco»). Quizás guarden relación aquellos gruñidos con los sonidos guturales de nuestra congoja primitiva («garganta», «atraganta», «angosto», «grito», «gemido», «angustia»), o quién sabe si tendremos ahí el origen remoto de las palabras dulces como el sonido del viento cuando se dedica a hacer música («bisbiseo», «sonrisa», «silencio», «sensible», «sigiloso», «sosiego», «susurro», «siega», «sensación»). Nuestra lengua esconde un genio interno invisible, inaudible, antiguo, que podemos reconstruir si seguimos las pistas que nos dejan sus hilos. (…)

Existe hace tantos cientos de años, que bien podemos considerarlo inmortal; como duraderos son sus gustos, sus manías y su carácter. Si lo conociéramos a la perfección, sabríamos sin duda cómo será nuestro idioma dentro de tres siglos. Y también nos conoceríamos mejor a nosotros mismos.

Han cambiado en este tiempo las palabras, desde luego; y las construcciones, la ortografía, la literatura pero en todos esos aspectos encontramos rasgos comunes de un ser originario que los alumbró. (…)

El idioma español es, pues, la obra de un genio misterioso. Lo que alcanzamos a descubrir ahora, cuando nos sumergimos en la historia de la lengua, responde a unas leyes que vienen de antiguo y que regulan la pronunciación, las combinaciones de sílabas, los significados, la sintaxis y, sobre todo, la evolución de las palabras a través de los siglos y de los idiomas por los que han pasado (superpuestos unos sobre otros como algunas iglesias católicas se construyeron sobre las visigóticas; pero siempre con el mismo arquitecto).

Da la impresión de que los vocablos de nuestro idioma se han movido y han cambiado al través del tiempo como si fueran un ejército, progresando desde el indoeuropeo hasta aquí de una forma disciplinada, sin apenas excepciones en su evolución fonológica y como si estuvieran bajo el mando de un general; miles de palabras que el pueblo fue haciendo suyas y sobre las que decidió soberanamente.

Alex Grijelmo

Una recomendación literaria para estos tiempos convulsos.

¿Invisibiliza la lengua a la mujer?

Texto argumentativo escrito a partir del texto leído y comentado en clase de Alex Grijelmo.

¿Invisibiliza la lengua a la mujer?

Vivimos en una sociedad patriarcal: históricamente la mujer siempre ha estado sometida y viviendo a la sombra de los hombres. Nunca ha habido igualdad entre sexos. Problemas como la violencia de género, la brecha salarial, las expectativas profesionales o la publicidad sexista son consecuencia de este modelo de sociedad.

La sociedad y, en especial, las mujeres han despertado a esta realidad; están pidiendo -incluso exigiendo- cambios para revertir en lo posible esta situación. Estos cambios han afectado también a nuestra lengua, a la forma en la que nos expresamos. Y los políticos lo están convirtiendo en un arma política, intentando ganar para sí el voto femenino, confundiendo a la gente, haciéndoles creer que es lo mismo en el lenguaje género que sexo. Y no es así.

Hay que entender que el idioma no es machista ni feminista, ni egoísta ni altruista, lo son las personas que lo utilizan pero no las palabras. El debate de la duplicidad en el lenguaje es totalmente extralingüístico, es un debate social. La duplicidad afecta al principio universal de economía lingüística y dificulta la claridad expresiva. En el castellano los plurales se construyen a partir del masculino y abarcan tanto a hombres como a mujeres.

Propuestas como usar la arroba no es factible, es un símbolo no una letra, no está en nuestro vocabulario ni está asociada a un sonido. ¿Cómo un ciego en un adiolibro podría distinguirla? Lo mismo sucede con las propuestas de cambiar los plurares por letras como la “e” o la “x”, esto nos dejaría palabras como niñes o chicxs. La RAE considera todas estas propuestas inadmisibles y tampoco han tenido mucho apoyo social.

La mejor forma de hacer que nuestro lenguaje sea más inclusivo es utilizar palabras genéricas para referirse a ambos sexos como funcionariado, alumnado o profesorado; utilizar los cargos en femenino cuando corresponda como médica, profesora o científica; evitar expresiones denigrantes como nenaza, coñazo o llorar como una niña. Al iniciar un discurso o al dirigirse por escrito, se podría comenzar por un «señoras y señores«, por ejemplo, esto hará que todo lo que digamos a continuación se refiera a ambos géneros.

El mayor favor que se puede hacer a través del lenguaje para evitar que sea discriminatorio es educar en la igualdad a través de las escuelas y los medios de comunicación, dar a todo el mundo armas lingüísticas para conseguir que el lenguaje sea inclusivo y que éste salga con total naturalidad de los hablantes, sin ningún esfuerzo, y sea interpretado -por lo tanto- con la misma naturalidad.

Yolanda Lagunas

Acceso Universidad.

¡Gracias de nuevo!

La punta de la lengua. Alex Grijelmo.

Os dejo aquí el enlace que os lleva directos a la columna que escribe semanalmente Alex Grijelmo en El País.

https://elpais.com/autor/alex_grijelmo/a

LA PUNTA DE LA LENGUA

Analizamos los elementos de un intercambio comunicativo. 1º ESPA.

-Hola Candance, ¿quieres ir de compras conmigo?

-Hola Stacy, claro que sí, vamos en la tarde.

EMISOR: ambas son emisoras ya que ambas tienen una intención comunicativa, crean y transmiten sus mensajes.

RECEPTOR: ambas pues las dos reciben mensaje y lo interpretan.

MENSAJE:

Stacy: saludo e invitación/propuesta a Candance.

Candance: saludo y aceptación de la propuesta.

CÓDIGO: utilizan únicamente el código verbal oral. Tan solo se comunican a través de la palabra (el tono de su voz también comunica).

CANAL: el teléfono es el medio físico que les permite transmitir el mensaje.

SITUACIÓN COMUNICATIVA: parece un día festivo, no laboral, por la mañana. Cada una de ellas está en su casa. La relación que hay entre ellas es de amistad, por lo tanto íntima.

Plaza Las Armas

2º ESPA y otros cursos: ¿qué funciones del lenguaje detectáis en este diálogo?