Reseña lectura: columna de Irene Vallejo «El aire de un crimen».

RESEÑA A PARTIR DE LA LECTURA: “EL AIRE DE UN CRIMEN” (IRENE VALLEJO).

El artículo nos muestra el reflejo oscuro de nuestra mente sobre los acontecimientos cotidianos. Como las películas, libros y series, que plasman en ficción lo que en realidad es el común torbellino de sentimientos que es el ser humano, y su vida diaria.

Como muestra, nos describe la tortuosa historia de Edipo, que declara como uno de los primeros elementos pertenecientes al género policiaco. Aunque en aquella época este estilo artístico no estaba creado ni definido como tal.

Nos desvela el argumento de una historia que podría compararse con cualquier serie de televisión actual; con intrigas y engaños, propios y ajenos, que desenlazan la historia de una persona normal, el protagonista, que se acaba desvelando como el agente del mal. Capaz de asesinar no sólo a otro ser humano, sino a su propio padre. Eso sí, sin saberlo.

Finalmente podemos compartir o no la idea de que las complejidades del ser humano plasmadas en una historia ficticia, en muchos casos, son reflejos fieles de una realidad en la que cualquier persona que conozcamos puede terminar siendo el protagonista de la historia. Citando otro artista cantante: “Y es que todo arde si se le aplica la chispa adecuada”.

Doris Maldonado. 1º ESPA (mañanas).

Cosillas interesantes: fotografía y cine.

Os invito a la exposición fotográfica:

Además, comparto aquí las sugerencias cinematográficas de nuestra compañera y amiga cinéfila Ana Asensio, organizadora de los maravillosos ciclos de cine del CEPA Concepción Arenal. Copio todo el texto íntegro con los enlaces a cada tráiler y los comentarios. Las sugerencias pintan muy pero que muy bien.

Fuente: https://atmosferacine.com/2020/01/19/por-un-2020-inclusivo-e-igualitario-cinco-inspiradoras-historias/

Por un 2020 inclusivo e igualitario: cinco inspiradoras historia.

Toda utopía es una brújula, un destino que alcanzar.

Sigue siendo una utopía, pero el deseo de caminar hacia una sociedad inclusiva e igualitaria, más los pasos dados en los últimos tiempos, ya implican un avance hacia su logro. El audiovisual, por su inmenso poder en la construcción del imaginario colectivo, resulta un eslabón indispensable en dicha dirección. Recordaré aquí cinco de esos exponentes recientes; para mí, de lo mejor de 2019, inspiradores para este 2020. Totalmente dispares en propuestas y escaparates (en cine: un documental biográfico, un drama romántico y un largo de animación; en plataformas online: un documental histórico y una serie) si bien compartiendo apuesta por una mirada renovada al mundo en que vivimos, con firme vocación de contribuir a su cambio.

Retrato de una mujer en llamas

Retrato de una mujer en llamas_Miradas

(Portrait de la jeune fille en feu, Francia, 2019, Céline Sciamma)

“Tómense el tiempo para mirarme. Vean la posición de mis brazos, mis manos…”, así instruye, al arranque del filme, Marianne a sus alumnas en clase de pintura mientras posa para ellas. La maestra retratista del lado de quien es retratado. Enseguida, rescatado del almacén el cuadro que da título a la película, este servirá de detonante para el flashback que vertebrará todo su metraje. La historia de un retrato como excusa para revelar la necesidad de saber mirar para empatizar con quien está a nuestro lado, para comprenderlo, acaso para terminar amándolo. Tres mujeres de distinta clase social, con futuros inminentes claramente divergentes, compartiendo tiempo en una isla remota hasta que el encargo de la obra pictórica se consuma. Tiempo para una comunidad femenina en armonía al fuego del hogar y en el marco de relatos míticos que cobrarán una dimensión profética.

Uno de los más bellos y conmovedores largometrajes en torno al arte y a la sensibilidad como medio y fin para llegar al corazón ajeno e instalarse en él engrandeciendo el tuyo.

¿Qué poder aplicarnos para este 2020?

  • Observar más a quienes nos rodean, porque nuestro lenguaje gestual, nuestro comportamiento en los detalles, revela tanto o más que las palabras.
  • Ser capaces de ponernos en el lugar del otro para entender las razones que le mueven.

Tráiler

Varda por Agnès

(Varda by Agnès, Francia, 2019, Agnès Varda)

Agnes Varda_documental

“Inspiración, creación, compartir”, los tres conceptos motores de la carrera de Agnès Varda, figura esencial en la renovación del cine francés, injustamente a la sombra de sus compañeros varones de la Nouvelle Vague hasta fechas relativamente recientes. Infatigable experimentadora del medio audiovisual, humanista empedernida, en este documental biográfico que terminó siendo su despedida, además de ser un canto al séptimo arte, se nos revela a corazón abierto desde sus sencillas charlas y mediante el repaso a sus rodajes y a su experiencia dirigiendo a otros e interactuando con ellos, porque sus incursiones a cámara no dejaban de ser parte de ese diálogo que quería sintiéramos con sus personajes.

Una obra donde el corazón de su artista late en cada fotograma con intención de contagiarnos del latido de aquellos que sitúa ante su objetivo. Un documental que destila solidaridad y compromiso.

¿Qué poder aplicarnos para este 2020?

  • La vitalidad de Varda y la luz que desprendía a su paso sin buscar ningún estrellato.
  • Su perenne testimonio de muchas de las injusticias y desigualdades de su tiempo.
Agnes by Varda-In action

Tráiler

Toy Story 4

(Estados Unidos, 2019, Josh Cooley)

Toy Story

¿Qué necesidad tenía Pixar de retomar la posiblemente mejor trilogía de largometrajes de animación de la historia del cine? Contra todo pronóstico, la compañía volvió a desplegar su magia continuando la historia de la icónica banda de juguetes amigos actualizándola a las inquietudes sociales del siglo XXI. Andy, ya universitario, ha dado paso a Bonnie como niña a la que Woody y su pandilla cuidar y hacer feliz. El protagonismo masculino cede gran parte de su terreno a otro femenino, tanto en los personajes heroicos (una líder Bo Peep con un renovado look de aventurera independiente) como en los antagónicos (la muñeca Gabby Gabby), buscando las razones que llevan a estos últimos a sus acciones destructivas y visibilizando la diversidad existencial a través del simpático Forky.

Otra joya animada que combina diversión, acción a raudales y educa a favor de valores como el trabajo en equipo, la amistad y el espíritu emprendedor.

¿Qué poder aplicarnos para este 2020?

  • Su sentimiento lúdico y aquella impetuosa ilusión imaginativa de nuestra niñez.
  • Los citados valores de trabajo en equipo, ánimo emprendedor y fomento de la amistad y la acogida.
Toy Story

Tráiler

Delphine y Carol

Delphine Seyrig y Carole Roussopoulos

(Delphine et Carole, insoumuses, Francia, 2019, Callisto McNulty)

La magnífica exposición actual del Museo Nacional Reina Sofía de Madrid “Musas insumisas: Delphine Seyrig y los colectivos de vídeo feminista en Francia en los 70 y 80” (hasta el próximo 23 de marzo) encuentra un complemento perfecto en este largometraje dirigido por la nieta de la videoartista Carole Roussopoulos, que toma su testigo en la realización de un documental sobre su compañera de activismo: la actriz Delphine Seyrig, ambas fervientes luchadoras a favor de la libertad e igualdad de las mujeres. Mucho más allá de la imagen elegante y enigmática mostrada por Alain Resnais en la magistral “El año pasado en Marienbad“, Seyrig mostró su compromiso social creando con Roussopoulos e Ioana Wieder el colectivo “Les muses d’amusent” (Las musas se divierten), más tarde renombrado “Les Insoumuses”, que se aprovechó de las primeras cámaras de vídeo para usar sus grabaciones como un arma de denuncia y visibilización.

Una más que divulgativa obra documental para conocer los orígenes del feminismo francés y entender que las conquistas son caminos espinosos que nunca hay que menospreciar.

¿Qué poder aplicarnos para este 2020?

  • Que reivindicar es también un derecho que debemos ejercer para la mejora de nuestro entorno.
  • No olvidar el valor de quienes nos precedieron en la obtención de esa mejora y ser conscientes de que toda evolución (frente a cualquier involución) depende también de nuestras acciones.
Delphine et Carole, insoumuses

Tráiler

Vida perfecta

Vida perfecta_Serie_Leticia Dolera_Celia Freijeiro_Aixa Villagran

(España, 2019, Leticia Dolera, Elena Martín, Ginesta Guindal)

Desprejuiciada, vibrante, con intenso sabor a realidad desde un humor que desdramatiza, sin restar relevancia, los conflictos de María, su hermana Esther y su mejor amiga Cris. Tres tipos de mujer de hoy que, antes las presiones sociales que soportan, muestran su vulnerabilidad en sus particulares carruseles de decisiones no siempre afortunadas. La flexibilidad frente a los rígidos modelos que hemos heredado, la comprensión y pensamiento propio frente a los estereotipos aprendidos, la valentía para romper con los falsos bienestares y afrontar desafíos. Y la mejor representación de una persona con discapacidad intelectual que hemos visto nunca en televisión española: Gary, un hombre sincero y generoso que se ha hecho a sí mismo con el apoyo de su red familiar y educativa.

Una de las series más frescas y estimulantes de la televisión actual. Y un canto a la diversidad sin fronteras.

¿Qué poder aplicarnos para este 2020?

  • Dejarse llevar por el corazón y aceptar los cambios como clave constante para reorientar nuestras velas.
  • Ser indulgentes con nuestros errores y aprender de ellos, así como de quienes se nos muestran con honestidad y franqueza.
Vida perfecta_Gaby encarnado por Enric Auquer

Tráiler

Sin duda, la vida no es perfecta, ni podemos aspirar a la perfección, concepto, por otra parte, tan mutable como subjetivo. En su lugar, en todo lo que esté en nuestra mano, seamos gotas que sumen en esa corriente transformadora hacia un mundo más justo en oportunidades y reconocimientos para todos y todas.

Interesante texto

Ha caído en mis manos este texto argumentativo. Para quien se anime con él.

Fuente: https://surestepress-wordpress-com.cdn.ampproject.org/c/s/surestepress.wordpress.com/2018/08/22/carta-de-una-profesora-para-los-ignorantos-e-ignorantas/amp/

…Tal vez a algunos les sirva.

Yo no soy víctima de la Ley Nacional de Educación. Tengo 69 años y he tenido la suerte de estudiar bajo unos planes educativos buenos, que primaban el esfuerzo y la formación de los alumnos por encima de las estadísticas de aprobados y de la propaganda política.

En jardín (así se llamaba entonces lo que hoy es “educación infantil”, mire usted) empecé a estudiar con una cartilla que todavía recuerdo perfectamente: la A de “araña”, la E de “elefante”, la I de “iglesia” la O de “ojo” y la U de “uña”.

Luego, cuando eras un poco mayor, llegaba “Semillitas”, un librito con poco más de 100 páginas y un montón de lecturas, no como ahora, que pagas por tres tomos llenos de dibujos que apenas traen texto. Eso sí, en el Semillitas, no había que colorear ninguna página, que para eso teníamos cuadernos.

En Primaria estudiábamos Lengua, Matemáticas, Ciencias, no teníamos Educación Física.

En 6º de Primaria, si en un examen tenías una falta de ortografía del tipo de “b en vez de v” o cinco faltas de acentos, te bajaban y bien bajada la nota.

En Bachillerato, estudié Historia de España, latín, Literatura y Filosofía.

Leí El Quijote y el Lazarillo de Tormes; leí las “Coplas a la Muerte de su Padre” de Jorge Manrique, a Garcilaso, a Góngora, a Lope de Vega o a Espronceda…

Pero, sobre todo, aprendí a hablar y a escribir con corrección. Aprendí a amar nuestra lengua, nuestra historia y nuestra cultura.

Y… vamos con la Gramática.

En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales.

El participio activo del verbo atacar es “atacante”; el de salir es “saliente”; el de cantar es “cantante” y el de existir, “existente”.

¿Cuál es el del verbo ser? Es “ente”, que significa “el que tiene identidad”, en definitiva “el que es”. Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación “ente”.

Así, al que preside, se le llama “presidente” y nunca “presidenta”, independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción.

De manera análoga, se dice “capilla ardiente”, no “ardienta”; se dice “estudiante”, no “estudianta”; se dice “independiente” y no “independienta”; “paciente”, no “pacienta”; “dirigente”, no dirigenta”; “residente”, no “residenta”.

Y ahora, la pregunta: nuestros políticos y muchos periodistas (hombres y mujeres, que los hombres que ejercen el periodismo no son “periodistos”), ¿hacen mal uso de la lengua por motivos ideológicos o por ignorancia de la Gramática de la Lengua Española? Creo que por la dos razones. Es más, creo que la ignorancia les lleva a aplicar patrones ideológicos y la misma aplicación automática de esos patrones ideológicos (…).

Lamento haber aguado la fiesta a un grupo de hombres que se habían asociado en defensa del género y que habían firmado un manifiesto. Algunos de los firmantes eran: el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el golfisto, el arreglisto, el funambulisto, el proyectisto, el turisto, el contratisto, el paisajisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el taxidermisto, el telefonisto, el masajisto, el gasisto, el trompetisto, el violinisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto, el policío del esquino y, sobre todo, ¡el machisto!

SI ESTE ASUNTO “NO TE DA IGUAL”, PÁSALO, POR AHÍ, CON SUERTE, TERMINA HACIENDO BIEN HASTA EN LOS MINISTERIOS.

Porque no es lo mismo tener “UN CARGO PÚBLICO” que ser “UNA CARGA PÚBLICA”.